Hogar
Salud
Coche
Vida y accidentes
Ahorro y pensiones
Decesos
Protección pagos

Con la subida del precio de la luz, nos mostramos cada vez más conscientes de nuestros gastos y el uso que hacemos de todos nuestros aparatos electrónicos. Descubre 7 consejos para reducir la factura de la luz y notarlo en el bolsillo.

1.       Lavadora: el agua fría nuestro aliado

Además de suponer una ventaja en el gasto, supone un beneficio en la ropa ya que cuidarás mejor los tejidos y los colores aguantarán sin estropearse durante más tiempo. Y si te preocupa que tu ropa no se lave los suficientemente bien ¡no te preocupes! los detergentes de ahora están formulados para limpiar en profundidad y quitar las manchas más difíciles con agua fría.

Recuerda también cargar la lavadora de ropa con la cantidad que indica el fabricante, así ahorrarás más energía, y cuidarás mejor el electrodoméstico evitándole más desgaste del esperado.

2.       Aparatos sin utilizar ¡Desenchúfalos!

Recuerda que todos tus aparatos consumen algo de energía a pesar de no estar utilizándolos. Acuérdate de desenchufar los artilugios que no estén en funcionamiento. Esto incluye cargadores de teléfono, ordenadores, televisores... De esta forma puedes evitar el llamado “consumo fantasma” y reducir el consumo en tu factura. 

3.       La nevera: el electrodoméstico que más gasta

No malgastes energía incrementando el consumo de tu nevera. Pon la temperatura entre los 3º C y 7º C y la del congelador a -20º C aproximadamente.

En el caso de ser posible, intenta apagarla si te vas por una temporada larga. De esta forma, aparte de ahorrar, la conservaras en buenas condiciones y su durabilidad se incrementará.

¡Ah! Y no olvides que cada vez que abres y cierras la puerta de tu nevera se produce un gasto importante. Te recomendamos que no pases largo tiempo con ella abierta. Piensa antes de abrir lo que quieres coger para evitar incrementar el consumo.

4.       Si lo estás utilizando… ¡No abras el horno!

Este mal hábito puede hacernos perder una cantidad considerable de la energía acumulada en su interior, por lo que es aconsejable evitarlo mientras cocinamos a menos que sea imprescindible. 

5.       ¡Da la bienvenida a las bombillas LED!

Si buscas pequeños gestos que supongan un gran ahorro, este consejo es para ti. Las bombillas LED consumen una décima parte en comparación a las bombillas tradicionales, y además su vida útil puede alargarse ¡hasta 500 veces más!

6.       Cierra las puertas y concentra el calor

Al cerrar las puertas de tu hogar que den paso a halls o pasillos, se consigue crear una barrera para que no se vaya el calor y se mantenga una temperatura agradable durante un mayor tiempo.

Este truco será clave para optimizar el calor que se haya generado en los cuartos en los que más tiempo pases en tu hogar.

7.       Recursos interesantes para ahorrar un poquito más

Las ventanas y suelos son una barrera importante tanto para el frío como para el calor. Durante los meses más fríos, puedes utilizar alfombras y cortinas para aislarte mejor y evitar un gasto mayor en el consumo de calefacción. 

Otra opción es poner aislantes en ventanas y puertas, como tiras de sellado o burletes para el bajo de las puertas. Así conseguirás un mayor aislamiento.

Nuestro blog

También te puede interesar...

Compartir