Hogar
Salud
Coche
Vida y accidentes
Ahorro y pensiones
Decesos
Protección pagos

Cuando se trata de mantener tu coche en buen estado, es esencial estar informado sobre las averías más comunes que podrían afectar su rendimiento y seguridad. En este post, te proporcionamos una amplia lista de averías comunes en los coches, junto con consejos para prevenirlas y cumplir con la última ley de tráfico establecida por la Dirección General de Tráfico (DGT).

  • Problemas de Arranque: Un coche que no arranca es una situación frustrante. Mantén la batería en buen estado, evita dejar luces encendidas y verifica la integridad de los cables de arranque.
  • Fallos en el Alternador: El alternador carga la batería mientras conduces. Si notas luces tenues, problemas en los sistemas eléctricos o que la batería se agota frecuentemente, podría ser un problema con el alternador.
  • Fugas de Aceite: Las fugas de aceite pueden ser perjudiciales para el motor y el medio ambiente. Revise regularmente debajo del coche en busca de manchas y asegúrate de cambiar el aceite según las indicaciones del fabricante.
  • Problemas con el Sensor MAF: El sensor de flujo de aire (MAF) monitorea la cantidad de aire que entra al motor y ajusta la mezcla de combustible en consecuencia. Si está sucio o defectuoso, puede provocar un consumo excesivo de combustible y una potencia reducida del motor. Mantén el filtro de aire limpio y sigue las recomendaciones del fabricante para el reemplazo del sensor.
  • Problemas con la Transmisión: Cambios bruscos, ruidos extraños o dificultad para cambiar marchas son señales de problemas en la transmisión. Mantén el líquido de la transmisión en buen nivel y sigue las recomendaciones de mantenimiento del fabricante.
  • Desgaste de Frenos y Discos: Los frenos desgastados ponen en peligro tu seguridad. Realiza revisiones regulares, escucha ruidos inusuales y cambia las pastillas y discos según sea necesario.
  • Sistema de Refrigeración Defectuoso: Un sistema de refrigeración en mal estado puede llevar al sobrecalentamiento del motor. Mantén el nivel de líquido refrigerante adecuado y verifica mangueras y radiador.
  • Sensor de Oxígeno: Un sensor de oxígeno defectuoso puede reducir la eficiencia del combustible y causar emisiones nocivas. Si la luz de "Check Engine" también reconocible con el testigo del motor, está encendida, podría ser un problema con este sensor.
  • Fallos en las Bujías: Las bujías en mal estado pueden causar problemas de arranque y un rendimiento deficiente del motor. Reemplázalas según las recomendaciones del fabricante.

Estar informado sobre estas averías comunes y cómo prevenirlas es fundamental para mantener tu coche en un estado óptimo y la seguridad de sus ocupantes. Te recomendamos que acudas a un especialista frecuentemente para comprobar que todo funciona correctamente.

Siguiendo estos consejos prácticos y cumpliendo con las indicaciones de la DGT, estarás mejor preparado para enfrentar los desafíos que puedan surgir en el camino.

¿Has tenido una avería?

¡Nuestro seguro de Auto Blink incluye más de 480 talleres de confianza!

Descúbrelos Ver seguros de coche

Compartir